Gipuzkoako Foru Aldundia

ARCHIVO HISTÓRICO DE PROTOCOLOS DE GIPUZKOA

Unibertsitateko etorbidea, 8. 20560 - OÑATI
Tel.: +34 943 781205 / +34 943 783413
ahpg-gpah@gipuzkoa.eus
Home > Noticias

Selma Huxley 'lagun ona'

 

El Gobierno Vasco ha concedido su premio 'Lagun Onari' (Buen Amigo) a Selma Huxley, investigadora británico-canadiense que desarrollo una buena parte de sus trabajos de investigación en este Archivo Histórico de Protocolos de Gipuzkoa. Por medio de esta pequeña nota nos sumamos a este más que merecido homenaje.

La doctora Huxley ha desarrollado gran parte de su investigación en el área de la historia marítima de Euskal Herria y Canadá, estudiando en especial las pesquerías vascas de ballena y bacalao. A lo largo de esas investigaciones localizó e identificó muchos documentos que atestiguan la actividad de los pescadores vascos en Terranova, entre otros varios documentos redactados allí mismo que son, de hecho, alguno de los documentos civiles más antiguos de Terranova

Fragmento del testamento de Joanes de Echaniz en el que se citan la fecha y el lugar de otorgamiento, Puerto Bretón, el actual Carrol Cove,  '...fecho e otorgado en el Puerto Bretón, en gran/ baya, 24 de dezienbre ano 1584, testigos fue-/ron presentes Martin de Ibayaga y Domingo / de Miranda y Juan Saez / de Ariaga. Joanes de E/chaniz (rúbrica)...', uno de los estudiados por la doctora Huxley.

Dibujo que acompaña una escritura de Hondarribia del año 1595 (AHPG-GPAH 3/0403,84v) (¿de lo que podrían ser indígenas americanos del actual Canadá?).

Dibujo de unos ¿indios? que acompaña a una escritura de 1595. AHPG-GPAH 3-0403,84v

Como homenaje y  testimonio de esas investigaciones he aquí las imágenes y la transcripción de uno de los documentos que Selma Huxley puso en valor en una obra que sigue siendo básica para cualquiera que quiera conocer la historia de las pesquerías vascas en Terranova,  'Los vascos y las pesquerías transatlánticas, 1517-1713”, in S. Huxley [Barkham], ed., Los vascos en el marco Atlántico Norte. Siglos XVI y XVII (San Sebastián: Etor Editorial), 1987, pp. 26-210.

 

(f) 1564-02-08, San Sebastián

Fletamento de la nao de Francisco de Elorriaga, vecino de Zumaia y Orio, por los donostiarras Catalina de Goiçueta y Martín de Aramburu, su hijo. La nao se armará para ir a Terranova.
AHPG-GPAH 3/1790:8r-9v

Ver documento completo


Transcripción

En la noble y leal villa de San Sebastian a ocho dias del mes de hebrero de mill e quinientos y sesenta y quatro años en presencia de my Paulo de Iturriaga escribano de su Magestad e del numero de la villa de Orio e testigos de yuso escritos pareçieron presentes de la una parte Doña Catelina de Goiçueta, viuda mujer legitima que fue de Johanes de Aranburu ya defunto, e Luis de Aranburu su hijo, vezinos de la dicha villa de San Sebastián, e Francisco d'Elorriaga vezino de las villas de Çumaya e Orio de la otra,

e dixeron que hellos se abian concertado, conbenido e ygualado de que los dichos Doña Catalina de Goiçueta e Luis de Aranburu su hijo hubiesen de armar y le armasen al dicho Françisco de Elorriaga la su nao nombrada La Conçepcion de porte de quatro çientas toneladas que esta surta en la canal e ria del Pasaje, para la provinçia de Terranoba a la pesqueria de ballenas, en la qual dicha nao obiese de yr e fuese por capitan en el dicho biaje a la dicha pesca Domingo de Albistur, vezino otrosi de la dicha villa de San Sebastian, e para la dicha armazon e fletamiento puiseron entre sy las condiçiones seguientes:

Primeramente que el dicho Françisco de Elorriaga sea tenido y obligado de dar la dicha su nao en el dicho puerto del Pasaje para el primer día de Abril primero benidero aparejado y estanque de quilla y costados y cubiertas como al dicho Françisco le pareçiere.

Yten, que los dichos doña Catalina de Goiçueta y Luis de Aranburu sean obligados de entrar para el dicho dia primero de abril susodicho todas las bituallas y bastimentos y armazon que fueren neçesarias para el dicho biaje, de tal suerte que haziendo buen tiempo se pueda hazer la dicha nao  a la bela  y no quede por ninguna de las dichas partes la dicha nao syn se partir para el dicho biaje de Terranoba a la pesqueria de ballenas.

Yten, que el dicho Françisco sea obligado de poner en la dicha nao maestre, contramaestre, galafate y carpintero, y pagalles sus soldadas e bentajas que con ellos conçertare. Y que asy mesmo pueda poner el mismo Françisco de su mano dos arponeros y un lonbardero, a los quales los dichos armadores sean obligados de pagarles sus bentajas como es huso y costunbre en esta manera, a los arponeros cada dos mareajes, y al lonbardero medio mareaje ademas y allende los mareajes que por  sus personas ubieren de aber, y que los dichos dos arponeros puedan tomar y tomen las sus chalupas que hellos dexaron en Terranoba syn que sean obligados de llebar desde aqui ninguna chalupa.

Yten, que el dicho Françisco de Elorriaga pueda enbiar de su mano en la dicha nao, syn los arponeros y lonbardero, hasta doze personas.

Yten, que los dichos armadores sean obligados de dar al dicho Françisco de Elorriaga la cantidad de polbora y sebo que se obligaron de dar el año pasado de sesenta y tres como parece por el fletamiento que ellos pasaron en la villa de Guetaria por presencia de Martin d'Elcano y Johan Perez de Leaburu, escribanos de sus magestades (sic) e de los del numero de las villa de Çarauz y Guetaria, o que el dicho Françisco pueda comprar a costa de los dichos armadores. Y si polbora o sebo de la cantidad sobredicha sobrare al tiempo que de Terranoba bolbieren aya de ser y sea del dicho Françisco.

Yten, que los dichos armadores sean obligados en su nombre de dar al dicho Françisco de Elorriaga o a su boz quando la dicha nao bolviere de su biaje quando quisiere, en el canal del Pasaje, donde ha de hazer su derecha descarga, toda la quarta parte de todos los barricas de saynes o otro qualquier aprovechamiento que en la dicha nabe viniere liquidamente, syn que hagan pagar ni contribuir gasto ninguno de carga ni descarga ni de otro ninguno. E que al tiempo que la dicha nao acabare de descargar ayan de dar y librar la dicha nao con el laste (sic) que fuere menester a costa de los dichos armadores.
 
Yten, que los dichos armadores sean obligados de dar y pagar todos los mareajes que en la dicha nao hubiere, asi de arponeros, chalupas, toneleros, cortadores de ballena, lonbarderos y otro qualquier mareaje, y lo mismo al piloto syn que el dicho Françisco sea obligado a pagar cosa alguna.

Yten, que en la dicha nao ayan de yr ochenta personas muy sufiçientes para la dicha navegacion en esta manera: sesenta y çinco marineros, y diez grometes y çinco pajes y que para su mantenimiento ayan de dar y den los dichos armadores todas las bituallas y mnatenimientos que hubieren menester en tienpo de siete meses, de tal manera que si la dicha nao no viniere cargada de grasas por falta de no poner los dichos bastimentos y bituallas para los dichos siete meses para las dichas ochenta personas que los dichos armadores sean obligados de dar al dicho Francisco de Elorriaga  la quarta parte de todo lo que el dicho Françisco de Elorriaga pudiese traer aunque no biniese cargada.

Yten, que al tienpo que la dicha nao estubiere para seguir su biaje a Terranoba para esta tierra que el capitan sea obligado de dar al maestre de la dicha nao las estaches e unames que tubiere neçesidad para el servycio de la dicha nao syn que por el tal uname le hagan pagar cosa alguna.

Yten, que todabia que el maestre enbiare al carpintero o otras personas al monte por madera  o tabla para el aprovechamiento de la dicha nao  y armazon que el capitan sea obligado de darles pan y lo demas que ubieren menester, y que no les hada estorbo ninguno, so pena de cada dozientos ducados por cada vez que lo contrario hiziere, y sy algunos mastareos el dicho maestre quisiere entrar en la dicha nao le aya de dexar traer.

Yten, que el dicho Francisco de Elorriaga sea tenido y obligado de dar y pagar a los dichos armadores treinta y dos barricas de grasa de las que la dicha nao truxiere reinchidas quando la dicha nao bolbiere del dicho biaje para en pago de la quarta parte que la dicha su nao es obligado a contribuir en la dicha armazon, y que con pagar las dichas treinta y dos barricas sea quito y libre de lo que abya de contribuir en la dicha armazon. Y al tiempo que la dicha nao bolbiere con salbamento del dicho biaje toda la pertrecheria, calderas, y otras cosas que de la dicha armazon quedaren sean para los dichos armadores, syn que en ello tenga parte nynguna el dicho Françisco de Elorriaga, y que con esto los dichos armadores sean tenudos y obligados de le dar al dicho Françisco de Elgorriaga, o a su derecha boz, la quarta parte se saynes y todo otro qualquier aprovechamiento que en el dicho biaje ganaren.

Y con las quales dichas condiçiones que desuso ban declaradas dixieron los sobredichos Catalina de Goiçueta y Luis de Aranburu, su hijo, que armaban e armaron la dicha nao al dicho Françisco de Elorriaga, y el dixo que por el conseguiente les daba e dio la dicha su nao. E cada uno dellos por lo que les tocaba e atania dixeron que se obligaba e obligaron con sus personas e bienes muebles y rayzes abidos y por aber de tener, mantener, guardar y cumplir, pagar realmente y con efecto todo lo suso dicho...

A todo lo qual fueron presentes por testigos rogados y llamados San Pedro de Beraça, vezino de la villa de Bilbao, estante en la dicha villa  de San Sebastián, y Miguel de Urria y Esteban de Ybargoien vezinos de la dicha villa de San Sebastian. E los dichos Françisco de Elorriaga e Luis de Aranburu firmaron de sus nombres, e por la dicha Catalina de Goiçueta dixo que no sabia escribir ni firmar, a su ruego, y por ella, firmo el dicho Pedro de Beraça, testigo susodicho. Y el dicho escribano doy fee que conozco a los dichos otorgantes.

Luis de Aranburu
Françisco Delorriaga
por testigo San Pedro de Beraça 

paso ante mi Paulo de Iturriaga.


'A lo largo de la historia las pruebas con la pluma, 'probatio pennae', han sido una costumbre muy común. Normalmente se escriben algunas letras para probar que tal escribe la pluma, en otras ocasiones bosquejan algún motivo como un entretenimiento. En este caso además de las pruebas de las letras el escribano dibujo a estos dos personajes cuya interpretación dejamos a la libre imaginación del lector..., pero recordamos que Isasti nos cuenta a comienzos del siglo XVII que los indígenas del norte del Canadá tuvieron contacto frecuente con los vascos.'
Última actualización el Jueves, 13 de Noviembre de 2014 15:03
E-mail Imprimir