Gipuzkoako Foru Aldundia

ARCHIVO HISTÓRICO DE PROTOCOLOS DE GIPUZKOA

Av. de la Universidad, 8. 20560 - OÑATI
Tel.: +34 943 781205
Fax.: +34 943 783413
ahpg-gpah@gipuzkoa.net
Home > Los fondos > Fondos > Fondos notariales (s.XVI-1910)

Fondos notariales (s.XVI-1910)

 

 

Consultar el inventario de fondos notariales

Los fondos notariales disponen de diferentes instrumentos de descripción siendo el principal el ‘Inventario general de fondos notariales’, que se puede consultar en esta web y que está subdividido de la siguiente manera (ver mapa de fondos notariales):

 

¿Qué son los fondos notariales?

Los fondos notariales son las agrupaciones de documentos producidos por los escribanos o notarios en el ejercicio de sus funciones. Los escribanos y notarios son los oficiales públicos encargados de testimoniar los actos promovidos por particulares, de manera que confieren a dichos actos valor legal. Cada uno de los documentos testimonio de estos actos es una escritura notarial.

En el archivo gestionamos, sobre todo y en primer lugar, agrupaciones de documentos, en el caso de los fondos notariales los protocolos. Estas agrupaciones están constituidas en su nivel de mayor detalle por escrituras notariales. A la hora de consultar los fondos notariales es fundamental tener en cuenta los niveles de información desde la agrupación a la escritura  ya que, debido al inmenso volumen de escrituras que conservamos, resulta imposible disponer de la información relativa a todas y cada una de las escrituras que conservamos. En nuestros sistemas de consulta se puede localizar la información relativa al 100% de nuestras agrupaciones de documentos notariales, por el contrario, aún pudiendo considerarnos unos privilegiados, solo disponemos de la descripción del 10-15% del total de las escrituras que conservamos. Este 10-15% de escrituras notariales descritas estarán integradas en una base de datos con más de 350.000 registros.

En el caso del 85% de las escrituras restantes deberemos recurrir sistemas de consulta del tipo de 'rastreo' de las agrupaciones, bien consultando directamente los originales en el archivo, bien utilizando los índices coetáneos a los propios documentos.

 Para conocer los diferentes sistemas de consulta vea el apartado Cómo localizar los documentos del archivo.

 

¿Cuáles son los fondos notariales que se conservan en Oñati?

En este archivo se conservan y consultan los protocolos de más cien años procedentes de tres de los cuatro distritos notariales en los que en la actualidad está dividido el territorio histórico de Gipuzkoa: los de Azpeitia, Bergara y San Sebastián. Puede consultar el  mapa de los fondos notariales de Gipuzkoa. Los protocolos del cuarto de los distritos, el de Tolosa, se conserva en el Archivo General de Gipuzkoa

Esta localización de los documentos notariales en diferentes archivos se debe a la organización interna de los notarios, que se agrupan por colegios, subdivididos a su vez en distritos. Gipuzkoa pertenece al colegio notarial del País Vasco y tiene 4 distritos. Cada uno de los distritos tiene un archivo notarial propio donde se conservan los protocolos de los notarios desde que tienen 25 años hasta que cumplen los 100 años. Cuando llegan a esta edad se transfieren a los archivos históricos como es nuestro caso. Los documentos notariales del distrito notarial de Tolosa se transfieren al Archivo General de Gipuzkoa, el resto de los de Gipuzkoa a nuestro Archivo Histórico de Protocolos de Gipuzkoa.

 

¿Cómo están organizados los documentos notariales?

Los documentos notariales se articulan en forma de protocolos, que son la agrupación de escrituras otorgadas por un notario en un periodo de tiempo determinado y en una zona o jurisdicción determinada, recogidas en forma de libro. Esta es la unidad básica que nos permite localizar los documentos notariales: un notario, un lugar ó jurisdicción, y una fecha. Jugar o navegar, combinando estos tres factores, es el camino que hay que recorrer para localizar los documentos.

Los protocolos notariales están clasificados de acuerdo a su procedencia, los agrupamos reuniendo todos aquellos que provienen de una misma notaría o escribanía – nombre que se da a las notarías hasta el siglo XIX — de las localidades de Gipuzkoa. No todas las localidades de Gipuzkoa han tenido notaría o escribanías, pero hasta mediados del siglo XIX muchas las tenían. Es interesante, por lo tanto, conocer el mapa de las escribanías de Gipuzkoa (S. XVI-1861) y el mapa de las notarías de Gipuzkoa (1862- ).

A cada una de las agrupaciones de documentos que proceden de una escribanía o notaría dada la denominamos fondo de la notaría de (localidad), o fondo de la escribanía de (localidad).

Los fondos notariales de Antiguo Régimen (S. XVI-1862)

Hasta la 1862, con algún altibajo, la función notarial en Gipuzkoa ha estado ligada casi exclusivamente a los municipios ya que estos, por un privilegio de 1513 de la Reina Juana de Castilla, tenían la potestad de proveer las escribanías públicas. Por esta razón, respetando su procedencia, los fondos notariales hasta 1862 están organizados en relación a las escribanía públicas de los municipios de Gipuzkoa. Ver mapa de las escribanías de Gipuzkoa (S. XVI-1861).

Entendiendo el Antiguo Régimen notarial como un periodo desde el siglo XVI hasta el año 1862, las escribanías públicas de Gipuzkoa se articulan en esa época casi exclusivamente en torno a las escribanías municipales. Éstas, también conocidas como numerías ya que se nombraba a los notarios como ‘escribanos del número’, dependían de los municipios a través de los Ayuntamientos, que nombraban a los escribanos que las ejercían, y que debían aprobar su transmisión de unas manos a otras. Las escribanías podían ser desde una hasta varias dependiendo de la importancia del municipio y de acuerdo a una planta notarial que se aprobaba en la Juntas Generales de Gipuzkoa.

Existía la posibilidad, por otra parte, de que actuaran en la Provincia un número máximo determinado de Escribanos Reales, diez solamente, que podían trabajar en la Provincia sin estar nombrados como propios de alguna escribanía municipal. Apenas conservamos testimonios de esta actividad ya que el objetivo administrativo de estos escribanos parece que fue el de integrarse en las escribanías del número como medio de asegurar sus ingresos.

Es habitual que entre los fondos de protocolos de los escribanos del número encontremos concentrado el resultado de la actividad de estos como detentadores de diferentes funciones, no sólo la relacionada con la fe pública. Los escribanos actuaran muy a menudo como escribanos del concejo o ayuntamiento, como escribanos de los Tribunales que regían los Alcaldes Ordinarios de los municipios, o como escribanos propios de instituciones como los conventos. En todo caso estos fondos fueron conservados todos juntos de manera que así los encontramos en la actualidad.

La mayoría de los fondos notariales de Antiguo Régimen que se conservan en este Archivo tienen documentos desde el siglo XVI en adelante, si bien se conservan también algunas escrituras sueltas más antiguas que se remontan al año 1445. Los fondos de protocolos notariales son fondos abiertos, todos los años se incorporan como nuevos protocolos aquellos que alcanzan cien años de antigüedad.

Además, a partir del siglo XVIII surgen algunas escribanías especializadas en Gipuzkoa, como son las de Guerra y Marina o la de Hacienda. Los fondos notariales están organizados respetando estas procedencias

Los fondos notariales contemporáneos (1862- )

Desde el año 1862 el cambio de la organización notarial es radical. Se reducen drásticamente el número de notarios autorizados, y estos se organizan de acuerdo a la planta establecida por el colegio notarial de Pamplona, al que pertenece Gipuzkoa, que subdivide su ámbito jurisdiccional en distritos notariales. Los distritos tienen asignados una serie de localidades de residencia, y el número de notarios que actúan en cada una de ellas. Se pasa de cerca de 48 lugares de residencia de escribanos hasta 1861 (uno por cada villa) a una quincena de ellos desde 1862. Los fondos del archivo que denominamos notariales contemporáneos, con fecha posterior a 1861, se encuentran organizados por esta razón en relación a la estructura administrativa notarial fijada por la Ley del Notariado. Ver mapa de las notarías de Gipuzkoa (1862- ).

Última actualización el Viernes, 10 de Agosto de 2012 21:10
E-mail Imprimir